Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 1 de julio de 2021

Club de Lectura Play: Lo que aprendimos leyendo "Mujercitas" en un nuevo invierno confinado


Quizás sea porque Meg, Jo, Beth y Amy son tan realistas e innegablemente humanas. El primer capítulo, cuando se quejan de la pobreza y los quehaceres, deja en claro que nuestras protagonistas no son pequeñas mujeres perfectas. Pero las amamos por sus defectos, porque nos vemos en ellos. Y a medida que maduran y se desarrollan, resonamos con su ambición, su romanticismo, sus errores y triunfos, porque aunque vivimos en épocas muy diferentes, vivimos las mismas cosas.

En Club de Lectura Play hicimos el ejercicio de releer Mujercitas como adultas y al prestar atención, nos preguntamos ¿Qué tenían estas mujeres para enseñarnos sobre la vida y el amor, hacer un hogar y perseguir nuestros sueños? Porque todas estas cosas son su realidad y la nuestra también. Más aún en pandemia, cuando todas hemos vuelto a enfrentarnos con nuestros hogares, la vida doméstica, el encierro y el aburrimiento.

Manténte creativa y ocupada

Todas las hermanas March hacen algo creativo. Al crecer más pobres que sus vecinos, confiaron en la creatividad y la improvisación para divertirse en el día a día en lugar de una abundancia de cosas o experiencias. Sin tecnología. Sin teléfonos, sin computadoras. Solo su imaginación y grandes sueños. Este espíritu creativo se convierte en un ancla de la historia y resulta útil para cada una de las mujeres a medida que crean sus vidas. En lugar de asistir a bailes y hacer visitas a conocidos de la sociedad, se quedan en casa y montan obras de teatro, crean preiódicos o trabajan en su costura, dibujo o música. De esta manera, su diversión no depende del dinero o de fuentes externas; han cultivado la imaginación y la iniciativa para divertirse por sí mismas. 

El valor de lo simple

En una ocasión, Jo, una cocinera notoriamente mala, decide preparar una comida elaborada para la familia e invita a Laurie a unirse a ellos. Desafortunadamente, también aparece otro vecino, y el festín de papas poco cocidas, espárragos cocidos en exceso, pan quemado y frutillas con sal en lugar de azúcar se convierte en una broma permanente. "Suponga que aprende a cocinar sencillo"; Marmee le dice a Jo después. "Es un logro útil, del que ninguna mujer debería prescindir".

Años más tarde, cuando Amy quiere impresionar a sus amigos ricos con una fiesta lujosa, Marmee nuevamente sugiere un enfoque simple: “¿No crees, querida, que como estas chicas están acostumbradas a tales cosas, lo mejor que podemos hacer será nada nuevo, que algún plan más simple les resultaría más agradable, como un cambio si nada más, y mucho mejor para nosotros que comprar o pedir prestado lo que no necesitamos, e intentar un estilo que no se ajuste a nuestras circunstancias ”.

Por supuesto que Amy no escucha, pero descubre, como la Sra. March sospechaba que esa experiencia es la mejor maestra.

El sentido de las palabras

Jo, nuestra prolífica escritora, dice en el libro: "Me gustan las palabras buenas y fuertes que significan algo". Especialmente como mujer que intenta entrar en una ocupación predominantemente masculina, las palabras que elijas tienen un gran impacto en cómo te perciben. Elija sus palabras con cuidado y exprésate de la manera que quieras que te entiendan.

Conciencia de los otros

A menudo no nos damos cuenta de la poderosa influencia que tienen nuestras actitudes sobre nuestro enterno. Como le dice Marmee a Meg, "tú eres la que hace sol en la familia, y si te pones triste, no hay buen tiempo".


Cultiva la amistad

Las cuatro hermanas March y sus padres son una familia muy unida, pero están dispuestas a abrir su círculo a los demás. Dan la bienvenida a Laurie y su abuelo a sus vidas, y cuando Meg y Jo se casan, sus maridos reciben la misma hospitalidad y lealtad. (Bueno, al principio Jo no estaba muy feliz de que John se llevara a su hermana, ¡pero finalmente se da cuenta de la idea!)



SEGUIR LEYENDO