Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 1 de abril de 2021

Cambio de hora: Dormir bien en tiempos de pandemia

No es fácil dormir cuando todo es incierto. Si alguien tenía dudas de esta afirmación, probablemente la pudo confirmar durante el año que llevamos de pandemia. Como "coronasomnia" o "covid-sominia" fue bautizado por los medios este llamado "fenómeno", que no es otra cosa que un insomnio colectivo, relacionado con el estrés de la vida durante el Covid-19.

En el Reino Unido, un estudio de agosto de 2020 de la Universidad de Southampton mostró que la cantidad de personas que experimentan insomnio aumentó de una de cada seis a una de cada cuatro, con más problemas de sueño en las comunidades, incluidas las madresy  los trabajadores esenciales. En China, las tasas de insomnio aumentaron del 14,6% al 20%, en Italia se observó una “prevalencia alarmante” de insomnio clínico, y en Grecia, se demostró que casi el 40% de los encuestados en un estudio de mayo tenían insomnio. La palabra "insomnio" se buscó en Google más en 2020 que nunca antes.

El sueño es un proceso biológico fundamental y, a medida que hacemos malabarismos con las demandas mentales, físicas y emocionales de la pandemia, es posiblemente más importante que nunca.

El sueño fortalece un sistema inmunológico eficaz. El descanso nocturno sólido fortalece las defensas de nuestro cuerpo, y los estudios incluso han encontrado que la falta de sueño puede hacer que algunas vacunas sean menos efectivas.

El sueño aumenta las funciones cerebrales y nuestra mente funciona mejor cuando dormimos bien. Un buen descanso nocturno contribuye al pensamiento, el aprendizaje, la memoria y la toma de decisiones complejos. Para los adultos y los niños que se adaptan al trabajo y la escuela en casa, dormir bien puede ayudarlos a mantenerse alerta.

El sueño mejora los estados de ánimo. La falta de sueño puede irritar a una persona, reducir su nivel de energía y causar o empeorar los sentimientos de depresión.

El sueño mejora la salud mental. Además de la depresión, los estudios han encontrado que la falta de sueño está relacionada con afecciones de salud mental como el trastorno de ansiedad, el trastorno bipolar y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Cambio de Hora

Este sábado 03 de abril, a la media noche, todos los chilenos (excepto los que viven en Magallanes) deberán atrasar en una hora sus relojes, dando paso al horario de invierno.

¿Si ya estábamos durmiendo mal, cómo afecta el cambio?

Si bien vamos a dormir un poco más, ya que el día va a empezar un poco más tarde, no deja de impactar un nuevo cambio de hábito en medio de lo que estamos pasando.

El especialista en medicina del sueño de Clínica INDISA, Dr. Patricio Peirano, entrega algunas recomendaciones para enfrentar esta temporada de mejor manera y con más vitalidad.

En invierno, son varios los factores que pueden afectar el estado anímico de las personas, ya que se trata de una época en que la luminosidad baja, la temperatura es más fría y, por ende, las actividades son menores.

Peirano señala que para enfrentar esta época del año “lo primordial es mantener los horarios de sueño, alimentación, actividad física, recreación y deporte en casa, lo más regulares posible”.

Acá algunos de sus consejos para sobrellevar de mejor manera el cambio de horario:

1. Mantener los horarios de sueño.

2. Evitar el consumo de alcohol, cigarrillo, café, té, bebidas colas y energizantes y chocolate, en las horas que preceden al dormir.

3. Hacer ejercicios en la mañana.

4. Evitar comer abundantemente en la noche. Lo ideal es no ingerir alimentos en las dos a tres horas que preceden al horario de acostarse.

5. Hidratarse adecuadamente durante el día.

6. Disfrutar las horas de mayor luminosidad para realizar actividades al aire libre.

SEGUIR LEYENDO
Tags Ciencia