Click acá para ir directamente al contenido

Martes 16 de noviembre de 2021

Atleta fue al médico por un fuerte dolor de espalda y los médicos le diagnostican cáncer de pulmón en etapa 4

"Me dieron dos semanas de vida", contó la joven de 29 años a diarios británicos.

Becca Smith es una atleta de 29 años que fue al doctor por un fuerte dolor de espalda, sin imaginar que su diagnóstico sería terrible.

Una vez que la mujer de Chester llegó al hospital, supuestamente por un deslizamiento de disco, los profesionales le diagnosticaron cáncer de pulmón terminal.

Según consignaron medios internacionales, Smith estaba por abrir su propio estudio de yoga en Leeds, cuando comenzó a enfermarse a fines de 2019.

Luego, en enero de 2020, comenzó a sufrir fuertes dolores en el cuerpo y migrañas que le impedían continuar con su día a día. Producto de esto, se retiró del yoga y de sus entrenamientos, ya que creía que tenía una lesión en la espalda.

Tras acudir a cientos de especialistas, quiroprácticos, fisioterapeutas y kinesiólogos, Smith sufrió la pérdida temporal de visión, por lo que fue hospitalizada.

En marzo del año pasado, Becca estuvo cinco días en el hospital haciéndose las pruebas necesarias para saber qué era lo que la tenía tan enferma. "Recuerdo que dos médicos se acercaron a mí. Cerraron las cortinas, se me cayó el estómago, solo sabía que algo no estaba bien".

Luego de preguntarle si quería que sus padres estuvieran presentes en la conversación, los médicos le dijeron que tenía cáncer de pulmón en etapa cuatro.

"Me dieron dos semanas de vida", contó la joven. "Mi papá se tiró al suelo, mi mamá gritaba, yo gritaba. Recuerdo que le dije a mi mamá: ‘Por favor, no me dejes morir'", agregó.

Como se negó a aceptar que ese era el final, la joven buscó cientos de tratamientos y fue así como encontró un medicamento que detiene el crecimiento del tumor y le da más tiempo de vida.

Actualmente, el cáncer no se encuentra ni en su cráneo ni en su cerebro, pero una cantidad minúscula está inactiva en el pulmón izquierdo y la columna vertebral.

SEGUIR LEYENDO