Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 20 de junio de 2018

VIDEO | Orlando Bloom confesó quién fue su amor platónico durante el rodaje de 'El señor de los anillos'

Tranquilo Legolas, no eres el primero que cae bajo su hechizo.

Seguramente no fue muy difícil para Peter Jackson elegir a Cate Blanchett para encarnar a Galadriel, la reina de los elfos, en la trilogía de El Señor de los Anillos. Su sola presencia dejaba a todos con la boca abierta, por eso no fue muy difícil rodar la escena cuando los hobbits la conocen y quedan paralizados al verla.

Lo que no esperábamos descubrir ahora, casi dos décadas después de su estreno, es que uno de los integrantes de la Comunidad del Anillo tenía a Blanchett como amor platónico.

Se trata del elfo Orlando Bloom, que durante una entrevista con James Corden en la que coincidió de nuevo con Blanchett, confesó un secreto que se había guardado todo este tiempo cuando le preguntaron cuál fue la primera impresión que tuvo de la actriz al verla.

"Lo cierto es que sentí un flechazo bastante fuerte", dijo el actor después de intentar esquivar la pregunta. "¿En serio? ¡Pensaba que era algo del personaje!", le interpeló Blanchett. "No, no, era yo", admite Bloom un poco sobreactuado. 

"¡No tenía ni idea! Este programa es en realidad un programa de citas, ¿verdad?", bromea la actriz mientras hace como que se arregla. "Pues era verdad, pero qué iba a hacer, yo tenía 21 años por aquel entonces", intenta explicarse Orlando. "¿Y yo que tenía, 101?", le replica Cate algo molesta (siempre en tono de broma). "Tú tenías 25", intenta arreglarlo Orlando. La realidad es que por aquel entonces Blanchett tenía 29.

"Lo siento pero no me di ni cuenta, pero es que estuve allí solo tres semanas", asegura Cate, que rodó todas sus secuencias en Nueva Zelanda en menos de un mes mientras que el resto del equipo pasó casi un año entero. "Pero me diste mi arco especial", le sigue el juego Orlando recordando el arma que usaba Légolas, su personaje, en la película.

"Justo rodando esa secuencia fue la primera vez que te vi y por eso no te reconocí luego, porque solo podía ver unos ojos azules preciosos y un pelo rubio larguísimo", sigue Blanchett. "La siguiente vez que coincidimos fue en una fiesta y ya no estabas caracterizado y parecías un muchachito recién salido de la escuela de teatro espiándome desde la esquina de una forma nada horripilante", continuó la actriz. "¡Pero eras muy guapo!".

Mira el divertido momento:

SEGUIR LEYENDO