Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 5 de julio de 2017

El poderoso manifiesto en contra de la violencia de género de Camila Moreno

A propósito de los hechos de violencia ocurridos a Valentina Henríquez y que diariamente viven las mujeres, la artista redactó un sensible y potente mensaje a sus seguidores.

Qué difícil quedarse al margen de la violencia de género en tiempos como este en donde podemos ver denuncias de abuso y maltrato a través de nuestras redes todos los días. Seguro ese -y otros más complejos- fueron los razonamientos de Camila Moreno para redactar una sensible y poderosa carta abierta en cuenta de Facebook donde expone episodios de violencia vividos por ella y reflexiones respecto a la educación de género.

"A los 16 años, tenía un profesor particular de matemáticas... un viejo, no recuerdo su nombre, que siempre me mostraba la foto de Jesucristo y me hablaba del evangelio. Un día se paró detrás de mí y me tocó las pechugas. Quedé paralizada. Sentí una profunda humillación. En la noche le dije a mi mamá que no quería tener más clases de matemáticas. Ella dijo: "ok". Nunca más vi al profesor". Este fue el primer estremecedor relato de la artista, aludiendo a la experiencia de abuso sufrida en su adolescencia.

"No somos libres. He "zafado". Pero no todas han zafado. A mis amigas las han violado, las han matado", agregó, refiriéndose también a que en esta sociedad quienes 'zafan' son unas privilegiadas.

Además agregó: "Yo amo a los hombres, amo a mi pareja, a mi hijo, a mi padre, a mis hermanos y a mis amigos. Hoy me doy cuenta que, sabiendo que existen muchos matices y excepciones, no podemos detenernos en esas cosas. No ser feminista sería ir en contra de mi experiencia. Porque todavía nos matan, nos pegan, nos violentan, y seguimos siendo nosotras las cuestionadas, las exageradas, las hormonales, las locas. Creo que los hombres conscientes deben pronunciarse; no dejemos que nadie se apropie de esta causa".

Si quieres leer completa la carta de Camila Moreno, te invitamos a revisarla a continuación. De verdad vale la pena leerla.

 

SEGUIR LEYENDO