Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 2 de noviembre de 2016

Adele confesó haber sufrido depresión posparto y descartó la posibilidad de tener más hijos

La británica se refirió sin pudor a la maternidad, el cambio que significó en su vida y la honesta relación que lleva con su pareja.

En una extensa conversación con la revista Vanity Fair, Adele (28) confesó varios de los duros momentos que le ha tocado vivir tras el nacimiento de su primer hijo, Angelo, fruto de la relación con Simon Konecki (42), su actual pareja.

En la entrevista la cantante británica admitió que sufrió de depresión posparto y que no lo comentó por pudor: "Mi conocimiento del posparto es que no deseas estar con tu hijo, que estás preocupada de que puedas hacerle daño; te preocupa el no estar haciendo un buen trabajo. Pero yo estaba obsesionada con mi hijo. Me sentí muy insuficiente; sentía como que había tomado la peor decisión de mi vida".

Aunque recibió el consejo de acercarse a otras madres, confesó estar muy reacia. "Yo decía: 'Carajo, no voy a andar por ahí con un jodido montón de madres'. Y entonces, sin darme cuenta, ya andaba alrededor de otras mujeres embarazadas y con hijos, porque me encontré con que eran un poco más pacientes", señaló.

También confesó qué era lo más díficil del proceso de ser madre: "lo más complicado es no tener un hijo; mis amigas y yo nos sentimos presionadas para ser madres, porque es lo que los adultos hacen".

Aunque se tiende a creer que la vida profesional interfiere con la maternidad y para la voz de "Rolling in the deep" no es así: "Nunca me siento culpable cuando no estoy trabajando. Siempre tratas de compensar cosas cuando eres madre. No me importa por el amor que siento por él... No me importa si nunca más vuelvo a hacer algo por mí misma".

Y dijo: "amo a mi hijo más que a nada en el mundo, pero a diario, si tuviera uno o dos minutos, desearía hacer lo que se me da la gana cuando se me da la gana".

Al mismo tiempo fue consultada si sería madre otra vez, señaló que "No lo creo", contestó tajante la británica, argumentando que su novio ya tiene una hija de una relación anterior que vendría a ser la hermana de Angelo.

Otro de los temas consultados fue sus problemas con el alcohol. Allí la cantante británica confesó que era una consumidora habitual, pero que desde que nació Angelo ella paró de fumar y que ahora solo bebe de vez en cuando un par de copas a la semana.

Y confesó que "tener resaca con un niño es un tortura. Solía gustarme estar ebria, pero a medida que me volví más famosa, despertaba a la mañana siguiente y pensaba: ¿qué carajo dije y a quién se lo dije?".

También reveló que ahora era mucho más temerosa que antes. "Desde que tuve a mi bebé, no soy tan despreocupada como solía ser. Ahora me asustan muchas cosas porque no quiero morir, quiero estar cerca para mi hijo. Soy muy cautelosa con cosas que antes no".

Por último se refirió a su relación de pareja con Simon Konecki. Confesó que esta es una de los vínculos más serios que ha tenido y que con el se proyecta seriamente. "Después de lanzar mi primer disco, todas las demás personas con las que alguna vez estuve fueron tan inseguras de sí mismas que no podían manejarlo en absoluto. Cuando trato de describirles esto a mis amigos, no siempre lo comprenden, porque van con personas que son de nuestra edad, pero Simon ya es quien es, y yo todavía estoy convirtiéndome en lo que voy a ser. Él es confiable. Es perfecto".

También te puede interesar: 

Adele es sorprendida por su pareja en pleno concierto

La idea con que Adele asusta a sus fanáticos en el mundo

Adele cantará gratis en el matrimonio de dos de sus admiradores

SEGUIR LEYENDO
Tags Adele