Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 4 de marzo de 2021

Aniversario Play: Después de 15 Años, Se Asoma Otro Mundo

Los liderazgos femeninos destacan en estos tiempos. Su capacidad de diálogo e inclusión, su orientación a la colaboración antes que a la competencia, su empatía ciudadana parecen una respuesta adecuada a las necesidades de hoy.

Este mes, celebramos 15 años de Play, una propuesta que surgió a partir de una premisa muy clara y sencilla: La música tiene un tremendo poder para vincularnos con emociones y recuerdos y para ofrecernos un lugar especial, un lugar muy propio e íntimo al que estamos volviendo siempre en el transcurso de los días, en medio de los vaivenes y la agitación de de nuestra sociedad y nuestro mundo.

La última década y media ha sido un tiempo de cambios y vértigo. La tecnología ha revolucionado la forma en que nos comunicamos, nos entretenemos, consumimos, opinamos y hasta la forma en que amamos. En nuestra historia como personas, la identidad con la que nacemos ya no es una estructura inalterable que nos define para siempre. Hoy, las identidades cambian, se buscan, incluso se conquistan. Tenemos nuevas formas de relacionarnos, de llamarnos, nuevas manera de hacer pareja y de hacer familia, nuevas palabras para capturar esta realidad que muta rápido y en muchas direcciones.

Vivimos en medio de incertidumbres mayores. No sabemos si el planeta da abasto para sostenernos en las condiciones actuales. La pandemia llegó como un recordatorio mayor de nuestra vulnerabilidad biológica, material y cultural. Gestos cotidianos como darnos la mano, saludarnos de beso o abrazarnos para expresar cariño se convirtieron en un peligro. Tuvimos que replegarnos y separarnos.

Pero, en medio de todo, podríamos decir también que al cabo de estos quince años está surgiendo un nuevo mundo. Las prioridades no son las de antes. En este mundo, la práctica de la medicina es tan esencial como el retiro de la basura o la conducción del transporte público. Las personas pueden recuperar su valor más allá de lo que hacen o cuánto ganan. Los liderazgos femeninos destacan en estos tiempos. Su capacidad de diálogo e inclusión, su orientación a la colaboración antes que a la competencia, su empatía ciudadana parecen una respuesta adecuada a las necesidades de hoy. Mucho se destacó que los principales logros contra el avance del coronavirus se produjeron en países liderados por mujeres como las que aparecen en la imagen que acompaña esta nota.

Las mujeres estuvieron alejadas de las esferas del poder y la representación por miles de años. Todavía estamos lejos de una vida paritaria, pero los pasos dados en esa dirección últimamente también son innegables. En abril, Chile va a ser el primer país del mundo que delibere sobre un nuevo marco político para la República en paridad de género y con la inclusión de los pueblos originarios. Si hay algo como un estilo femenino, con mayor capacidad de contención e inclusión, con mayor capacidad de pensar en lo que resulta sustentable a largo plazo, es muy probable que necesitemos más de eso.

Nuestra realidad es incierta y agitada. Avanza, retrocede, corcovea. Es difícil seguirle el ritmo. Lo bueno es que de esta convulsión también aparecieron posibilidades de cambio, de un reseteo que incluya en el gran algoritmo del mundo instrucciones para otras maneras de relacionarnos entre las personas y con el planeta en que vivimos.

Desde nuestro lugar, mientras se juega el futuro en tantas áreas tan relevantes de la vida, observamos todo con interés y compartimos música. Música con alma. Canciones para reconectarte con ese refugio en tu interior en el que hay que guarecerse mientras el mundo sigue girando. Sonidos con los que has construido ese hogar que llevas donde vayas, al que hay que regresar en medio del tráfico de la ciudad, el trabajo o el tiempo libre. Porque, como cantó Gustavo Cerati, “no hay nada mejor que casa”, estás en Play.

SEGUIR LEYENDO
Tags Editorial