Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 2 de agosto de 2021

Academia Coca Cola centra su mirada en las dueñas de almacenes.

Con clases virtuales, se busca fortalecer las competencias y capacidades en diferentes aspectos de sus vidas.

En nuestro país, cerca del 70% de los más de 120.000 almacenes de Chile son liderados por mujeres, las que en su mayoría son jefas de hogar y, por tanto, los beneficios de su trabajo siempre impactan a un entorno mayor.

Coca-Cola, en compañía de Fundación Junto al Barrio, ha creado Academia Coca-Cola, una iniciativa que, a través de clases virtuales, busca fortalecer las competencias y capacidades de más de tres mil dueños y dueñas de negocios de barrio, para así beneficiar no solo a sus propios proyectos, sino a todo su entorno. 

Dentro de los talleres que se pueden encontrar, está “Autoestima y conciliación de vida familiar y laboral”, liderado por Yolanda Pizarro Carmona, especialista en temas de género, inclusión y diversidad, además directora de la consultora LaresHub. Este taller va dirigido a las dueñas de almacenes y emprendedoras de negocios, donde entenderán el valor de conciliar el trabajo con la familia, la importancia de confiar en sí mismas y cómo ambos aspectos son esenciales para mejorar su calidad de vida

“Vamos a enseñarle a las almaceneras a mirarse de otra manera, a fortalecer su autoestima, porque lo más importante es que logren mirarse como mujeres valiosas por tener una pequeña empresa que le da el sustento a la familia y les permite gozar de una mejor calidad de vida”, nos cuenta Yolanda, cuyos talleres estarán disponibles desde el 10 de agosto en Academia Coca Cola.

Bajo este contexto, la especialista en temas de género, inclusión y diversidad nos explica sobre la labor de las almaceneras y las trabas que enfrentan a diario: El camino para las mujeres siempre es más difícil, incluso para poner un negocio. Hay trabas formales, como que una mujer casada en régimen de sociedad conyugal no puede acceder a un crédito si no la autoriza el marido; o la falta de corresponsabilidad en la crianza o el cuidado de terceros, adultos mayores o personas dependientes.”

¿Pero qué pasa en un hogar donde la mujer no tiene pareja? Yolanda explica que las jefas de hogares monoparentales suelen tener el apoyo de otra mujer: “Con la madre, la hermana, la abuela, la hija o la vecina se van construyendo las redes, porque las mujeres, para avanzar en nuestras vidas y emprendimientos, tenemos que tejer redes finas y firmes, redes de seda”.

Más detalles de los contenidos de las clases los encontrarás en la plataforma de la Academia Coca-Cola en: comunidad.barrio-digital.com

SEGUIR LEYENDO