El efecto Halo, la razón por la que invertimos tanto en nuestra imagen

16/05/2017

El efecto Halo, la razón por la que invertimos tanto en nuestra imagen

¿Has oído hablar del efecto Halo? Es el proceso mental culpable de que tomemos decisiones impulsivas y generalicemos. Dicho de otra forma, consiste en realizar una generalización psicológica (juicio) errónea a partir de una sola característica o cualidad de un objeto o de una persona.

Es algo totalmente involuntario, pero es culpable de muchos prejuicios que terminan afectando cómo vemos la realidad.

Imagen foto_00000014

La primera persona en ponerle nombre a este término fue el psicólogo estadounidense Edward Thorndike, quien en su libro de 1920 estudió lo que pensaban ciertos jefes de sus militares subordinados.

Thorndike se dio cuenta de que constantemente confundían atributos físicos, inteligencia, liderazgo y personales, a pesar de que se les dijo que evaluaran cada cualidad por separado. Las personas que puntuaban bajo en una categoría, probablemente lo hacían con las otras.

Por ejemplo si un militar no tenía liderazgo, era posible que obtuviera una mala nota en inteligencia. Por el otro lado, un militar agraciado físicamente tenía mejores calificaciones en los otros aspectos.

Los experimentos de Thorndike inspiraron a otros investigadores 57 años más tarde, que investigaron si la gente realmente era consciente de las opiniones y juicios que hacían sobre otros.

¿La respuesta? No. El efecto halo entonces estaría detrás de todas esas veces que nos dejamos llevar por la primera impresión, para bien o para mal, de manera inconsciente, algo que el marketing y la publicidad saben aprovechar magistralmente.

¿Cómo ganarle al inconsciente? Es difícil, pero se puede. Antes de opinar o tomar una decisión, siempre ten en cuenta estos dos consejos:

1) Evita las generalizaciones.

2) Hazte preguntas.

 

Etiquetas

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...