Leches vegetales: 4 simples y deliciosas recetas

12/05/2016

Leches vegetales: 4 simples y deliciosas recetas

Son sanas, ricas y muy fáciles de preparar.

Sin ánimos de satanizar la leche de origen animal, ni mucho menos, cuestionar si nos hace bien o mal (porque expertos en materias nutricionales no somos), te ofrecemos una alternativa sana y muy rica, de la mano de algunos frutos secos y cereales que fusionados con otros ingredientes, dan origen a las muy de moda, leches vegetales.

Diversos estudios confirman sus beneficios y el alto aporte nutricional que significan para nuestro organismo, razones que nos llevaron a investigar sobre las más ricas que hay y a elaborar esta lista con 4 recetas muy sencillas de preparar. 

1. Leche de avena

Imagen foto_00000012

Ingredientes para 1 litro:

  • 1 taza de avena cruda (no instantánea)
  • 4 tazas de agua, depende de lo consistente que desees que esté la leche
  • 6 almendras
  • Canela molida al gusto
  • Miel, o stevia, lo que tú prefieras

Preparación:

La noche anterior, deja remojando la avena y las almendras, procurando que queden completamente cubiertas de agua. 
Al otro día, escurre bien tanto las almendras como la avena, para luego, llevarlas a la licuadora. 
Añade el agua que tú quieras. Si deseas una consistencia media pon 4 tazas, si la quieres algo más espesa, sólo 3.
Añade también la canela y el endulzante que desees, a tu gusto.
Una vez obtenida una mezcla homogénea, viértela sobre un colador.

Lo que resulte de eso es una exquisita leche y el excedente que quedó en el colador, puedes ocuparlo para hacer unas deliciosas galletas.

2. Leche de soya

Imagen foto_00000010

Ingredientes para 2 litros:

  • 300 grs. de soya (en lo posible sin cáscara)
  • 1 Litro y medio de agua

Preparación:

Lava bien la soya, descartando granos con color diferente o los que estén rotos.
Luego, ponlos a remojar durante 12 horas, para luego, al otro día, escurrirlos y llevarlos a la licuadora sin agua. Una vez molida, añade el agua.
Ahora, escurre la mezcla utilizando un paño de algodón, con la idea de separar todo resto sólido del líquido resultante.
La leche que obtuviste de esta mezcla, hiérvela a fuego lento. Cada vez que forme espuma y suba, quítala del fuego.
Repetir esta operación hasta que no genere más espuma. Luego de eso y revolviendo sin parar, hierve por 25 minutos más y listo.

3. Leche de arroz

Imagen foto_00000011

Ingredientes para 2 litros:

  • 1 taza de arroz
  • 8 tazas de agua
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de miel

Preparación:

Hierve el agua y cuando esté al máximo, añade el arroz sin dejar de revolver.
Una vez haya llegado a la ebullición, bajamos el fuego y dejamos que el arroz se cueza durante 2 horas con la olla tapada. Remueve de vez en cuando.
Cuando haya transcurrido este tiempo, añade una pizquita de sal, remueve otra vez, y apaga el fuego.
Una vez que haya enfriado un poco, vierte el arroz en la licuadora y licúa hasta lograr una mezcla cremosa y homogénea.
Añade el aceite de girasol y la miel, para después, seguir procesando en la licuadora.

Luego, cuela la mezcla, intentando obtener a leche sin ningún rastro del arroz. Se trata de una de las leches vegetales más sanas, digestivas y con menos grasas!

4. Leche de nueces

Imagen foto_00000009

Ingredientes para 1 litro:

  • 1 taza de nueces
  • 4 tazas de agua
  • 2 cucharadas de miel
  • Canela en polvo

Preparación:

La noche anterior, deja remojando las nueces, procurando que queden completamente cubiertas de agua. 
A la mañana siguiente, escúrrelas y luego, llévalas a la licuadora con el litro de agua, la miel y la canela. 
Licúa todo bien hasta obtener una mezcla espesa y homogénea.
Luego, filtra la mezcla con un paño de algódón. Apriétalo cuanto más puedas, para que así, obtengas una mayor cantidad de leche.

Guarda la leche de nueces en el refrigerador en una botella de cristal. Recuerda que debes consumirla antes de cumplirse dos días desde su elaboración. Después, pierde sus nutrientes.

 

 

Esta noticia no tiene comentarios. Para comentar, debes estar registrado o haber iniciado sesión.

Cargando...