La verdadera historia tras el cambio de apellido de Miguel de Liechtenstein

30/05/2018

La verdadera historia tras el cambio de apellido de Miguel de Liechtenstein

El chileno se hizo famoso luego de haber sido acusado por un medio español de hacerse pasar por miembro de la realeza.

Durante estos días, un chileno se hizo conocido en el mundo por, supuestamente, hacerse pasar por miembro de la realeza. Se presentaba con el nombre de Miguel de Liechtenstein pero su nombre de nacimiento es Miguel Ángel Pardo Oyarzún. Ocupando ese nombre, se hacía pasar por miembro de la Casa Principesca suiza y de esa manera, entraba a los mejores eventos en Madrid, según el medio español ABC. 

¿Pero cuál es la verdadera historia de este hombre de 34 años nacido en Valdivia?

Según el diario Austral de Osorno, el joven estudió en la Escuela Leonila Folch y luego se cambió al Osorno College, cuando su abuelo ganó un premio millonario en un juego de azar y le pudo pagar una mejor educación. 

Según lo que contó a LUN la tía de Miguel, Elizabeth Oyarzún Provoste, "Fue ahí donde todo cambió". "Cuando estaba en ese colegio, mi sobrino se fue de intercambio a EE.UU. Y una de las familias que lo recibieron se apellidaba Liechtenstein. El 2010, entonces, él mismo hizo los trámites ante el Registro Civil y se cambió el apellido". "El hombre que le dio su apellido (Pardo), que ya falleció, no era su papá, sino que una pareja de su mamá". 

En la Universidad San Sebastián en Santiago, donde estudió Derecho, sus ex compañeros lo catalogaron de "despectivo" y "petulante". "En muchos sentidos fue siempre muy despectivo, por eso cuando habla de que es un filántropo, nos sorprende a muchos que lo conocimos en la universidad, porque no calza. Lo conocí como Pardo Oyarzún, pero ya solicitaba que lo llamaran Liechtenstein, ya que decía era parte de la realeza. A algunos incluso los trató de plebeyos", dijo al Austral de Osorno Matías Casteñada, compañero de la universidad.

Otro compañero de Derecho, Carlos Gandulfo, agregó que "la transformación fue en dos años, cuando legalizó su cambio de apellido. Se creyó príncipe y marcó diferencias sociales usando mucho la palabra plebeyo. Si tenía o no recursos, la verdad no lo sé, pero disimulaba muy bien".

 

Etiquetas

Cargando...