Chris Evans no le hizo caso a nadie y dijo lo que pensaba sobre Trump y sus simpatizantes

17/03/2017

Chris Evans no le hizo caso a nadie y dijo lo que pensaba sobre Trump y sus simpatizantes

Pese a las advertencias el Capitán América dio su parecer. "¿Por qué? Porque si lo hiciera, no sería capaz de mirarse en el espejo", afirmó.

Chris Evans dejará de ser "Capitán América", apenas finalice su contrato, según publicó revista Esquire en un reportaje y entrevista. Quizás por ello, el talentoso actor y protagonista de unos los personajes más importantes para los estadounidenses, no tuvo miedo en decir lo que piensa, criticando completamente la administración de Trump y sus simpatizantes extremistas.

Evans reflexionó sobre la "ira" y la "furia" que le produce el presidente Trump. Sin ir más lejos sus comentarios en Twitter incluso han hecho enojar al ex líder del Ku Klux Klan, David Duke, con quien discutió abiertamente en redes sociales, dando una opinión sobre un polémico tuit del republicano Steve King, que sugería que los niños musulmanes suponían un impedimento a la hora de restaurar la sociedad estadounidense, algo que muchos han interpretado como una expresión de ultranacionalismo blanco.

No sé ni por dónde empezar. Este hombre no tiene cabida en política. Bochornoso. De verdad, espero que algún día aprendas a elegir el amor por encima del miedo.

Y esto no quedó así, porque al parecer los asesores de Evans le señalaron al actor que podía ser arriesgado pronunciarse sobre cuestionaes políticas, debido a la repercusión que su personaje - Capitán América- tiene en EE.UU. Fue así como el actor negó guardar silencio: 

¿Por qué? Porque si lo hiciera, no sería capaz de mirarse en el espejo, dijo en la entrevista:

"Mira, soy parte de un negocio en el que hay que vender entradas. Pero, por Dios, no sería capaz de mirarme en el espejo si no me pronunciara con algo que me afecta tanto. Creo que lo importante es la forma en la que uno se pronuncie. Todos tenemos derecho a no estar de acuerdo con algo. Si digo mi opinión y resulta que luego la gente no quiere ver mis películas, no pasa nada".

Evans tiene una opinión clara, pero asegura que, aunque hay gente que defiende que "es el momento de gritar", su enfoque es completamente opuesto:

"Es el momento de mantener la calma. Porque no todos los votantes de Trump son personas intolerantes y horribles. Hay mucha gente que no es radical, personas con las que no puedes perder la credibilidad. Si lo que intentas es cambiar la forma de pensar de la gente, al soltar mucha retórica corres el riesgo de que se convierta en ruido blanco".

 

 

Cargando...