Con una simple chaqueta masculina, Lady Gaga realiza el acto más reivindicativo de toda su carrera

16/10/2018

Con una simple chaqueta masculina, Lady Gaga realiza el acto más reivindicativo de toda su carrera

La artista lanzó un importante mensaje a la industria del entretenimiento.

Desde que publicó hace un par de años su disco de country Joanne, y sobre todo ahora que aspira a llevarse un Oscar por su papel protagonista en "Ha nacido una estrella", Lady Gaga abandonó el histrionismo del pasado para adoptar una personalidad más clásica.

Pero que Gaga ya no vista con trajes hechos con filetes crudos o no se pasee por la alfombra roja con teléfonos pegados a la cabeza no significa que haya abandonado el activismo del que siempre ha hecho gala. Digamos que solo ha cambiado el envoltorio, y así lo demostró anoche durante los Elle Women in Film Awards, una gala que reconoce el trabajo de las mujeres en el mundo del cine en la que Gaga se llevó uno de los premios.

Tratándose de una de las estrellas más mediáticas del momento, su llegada al evento era una de las más esperadas de la noche. Sobre todo de después de ver los fabulosos vestidos con los que ha promocionado su película en todo el mundo. Sin embargo, lejos de dejarse llevar por el glamour habitual en estos eventos, la cantante sorprendió al aparecer vestida con un traje de chaqueta oversize café más propio de un oficinista que de una reina del espectáculo como ella.

Imagen foto_00000014

¿De qué se trataba todo esto? Seguramente nadie esperaba que minutos más tarde, cuando Jennifer Lopez le entregó su premio, la cantante explicara el porqué de esa elección que resultó ser toda una lección de feminismo aplicado a la moda.

"He pasado mucho tiempo pensando qué decir esta noche. ¿Cómo mostrarte orgullosa cuando por dentro no te sientes exactamente así? ¿Cómo puede una persona aceptar lo que la vida le ha ofrecido y qué significa todo esto?", comenzó a decir Gaga.

"Estas son preguntas que me hacía mientras me probaba hoy un vestido tras otro vestido para venir aquí. Preguntas que me surgían mientras me probaba varios corsets, varios zapatos de tacón, un diamante, una pluma, miles de lentejuelas cosidas a las mejores sedas del mundo. ¿Y saben cómo me sentía mientras lo hacía? Enferma", afirmó mientras el público guardaba un sepulcral silencio.

"Esto me ha obligado a preguntarme qué significa ser una mujer en Hollywood. Porque no somos solo objetos para entretener al mundo. No somos simples imágenes para lograr que se dibuje una sonrisa en la cara de la gente. No somos miembros de un gran concurso de belleza obligadas a enfrentarnos entre nosotras para agradar al público. Las mujeres de Hollywood somos seres humanos y tenemos voces. Tenemos pensamientos profundos, ideas, creencias y valores sobre cómo debería ser el mundo, y sobre todo tenemos el poder de hablar y ser escuchadas y pelear cuando quieren silenciarnos", siguió.

"Así que después de probarme más de diez vestidos, sabiendo que lo único que iba a importar de este evento iba a ser lo que llevaba en la alfombra roja, vi este traje oversize de Marc Jacobs abandonado en una esquina y decidí ponérmelo mientras un buen número de ojos se posaban en mí intentando entender mi elección. 'Pero el vestido de Rodarte era precioso', me dijo una de esas personas que estaban conmigo en la habitación. 'Pero el Raf Simons para Calvin Klein te quedaba espectacular', me dijo otra. 'Qué pasa con el Braden Maxwell? ¿Qué pasa con Dior?'. Todo era preguntas", recodó.

"Lo que pasaba es que todos eran vestidos y este diseño de Marc Jacobs un traje de hombre oversize pensado para que lo llevara una mujer. Y eso me hizo llorar porque con este traje es justo como me siento hoy. En este traje siento quién soy de verdad. Y entonces, solo entonces, fue cuando se me ocurrió qué debería decir hoy aquí al recoger el premio", confesó.

"Como superviviente de un asalto sexual por parte de un miembro de la industria del entretenimiento, como mujer que todavía no es lo suficientemente valiente como para decir su nombre, como mujer que tiene que vivir con este dolor crónico, como mujer que ha sido obligada desde muy pequeña a escuchar a hombres diciéndome qué tenía que hacer, hoy decido retomar el poder. Por eso hoy soy yo la que lleva los pantalones", concluyó.

Claramente al terminar su discurso los aplausos sonaron en toda la sala. Aplausos que casi hacen inaudible el momento en el que Gaga agradeció todo lo bueno que le estaba pasando a su "prometido" Christian Carino, el hombre con el que lleva saliendo desde febrero de 2017 y al que se refirió por primera vez como su futuro marido.

 

Etiquetas

Cargando...